La coherencia

Qué curioso y qué fácil, la coherencia. Que bien suena, pero ¡cómo cuesta ser coherente!

Tenemos la obligación de ser coherentes con nosotros mismos y ello llevará a que también lo seamos con los demás.

La coherencia surge de la unión entre valores propios y forma de ser. Es muy compleja, porque son muchas las variables y su posición prioritaria varía con el tiempo e incluso en determinados momentos con el estado anímico.

Ser coherente con uno mismo es a priori muy sencillo y la mejor fórmula para el desarrollo y el crecimiento personal, porque iremos avanzando, decidiendo y actuando en función de ello. Ahí es donde vuelven a entrar en la ecuación los valores. Toda #ACTitud en la vida está condicionada por el cómo percibimos lo que nos rodea, lo que sentimos y los resortes que se ponen en marcha para provocar una determinada acción. Ojo que, generalmente, todo esto pasará de un modo automático, sin que nos demos ni cuenta.

Puede que haya llegado el momento en que empecemos a dedicarnos el tiempo necesario para analizar nuestras actuaciones y su motivación real, pasando por los sentimientos que en nosotros han generado. Como otras habilidades emocionales, también requiere espacio personal con dedicación y sistemática.

Cuando somos coherentes y además conscientes de ello, de su por qué, este autoconocimiento favorece nuestro desarrollo y además se convierte en experiencia que podremos aplicar en futuras situaciones.

Como siempre, hablo de coherencia desde el uno mismo, por lo que no tiene sentido el segregarlo en cualquiera de nuestras situaciones cotidianas de familia, trabajo, día a día. Por lo tanto, como suelo decir, no dejemos que nuestra coherencia esté basada por valores no propios y no nos pongamos camisas que no son de nuestra talla.

Y esto es ya una llamada a la acción, cuando en tu vida algo no encaje con tu escala de valores, sientas que la actuación grupal o tu #ACTitud no están alineadas con tu coherencia, piénsalo y sal cuanto antes de ahí. Busca tu familia coherente, amigos coherentes, trabajo coherente, aficiones coherentes. Vive coherente y disfruta de ello.

Y si te apetece, una canción para ti, ¡corre a por tu coherencia! aunque sea como una tortuga:

https://open.spotify.com/track/6qBjq59UQSjO25EBUixYwC?si=WNGzf0PaTyOU7V_SRetGpg

Te REGALO un Aloe Vera y te invito a un…

Pues sí, así es, te regalo uno de mis aloe vera, o mejor aún, te lo regalo y además, te invito a un café, sidra, vino o cerveza. ¿Me vas a decir que no? Y te cuento el por qué.

Hace cinco años, cuando me mudé a ésta mi casa, me traje una planta de aloe vera que, mi amigo Javier me había regalado y estaba en la terraza de mi anterior vivienda. Continuar leyendo «Te REGALO un Aloe Vera y te invito a un…»

¿Dónde creces tú? El porqué de mi huerta

Todos tenemos aficiones que nos hacen crecer como personas, además de llevarnos a disfrutar el tiempo que las practicamos. Muchas, mejoran nuestra habilidades de muchos tipos, nos dan satisfacciones y motivación y generan avances incluso personales y profesionales. Continuar leyendo «¿Dónde creces tú? El porqué de mi huerta»

Y después de ésto, ¿qué?

En primer lugar, espero que tú y los tuyos estéis bien y llevando del mejor modo esta situación.

Ahora, comparto mi reflexión sobre lo que está pasando y sobre lo que creo (o más bien me gustaría) que pase tras este lapso, histórico, del coronavirus.

La mayoría protestamos y nos hemos hecho incrédulos sobre nuestra clase política y nuestros gobernantes, tanto en los poderes más altos como en la cercanía de nuestros concejos. Sólo nos queda el refugio de que «tenemos lo que nos merecemos», en este caso, lo que hemos votado, pero no seamos de atan fácil conformar.

Creo que, unos cuantos, nos planteamos que hemos llegado a un punto de inflexión y que tenemos que cambiar la situación de cara al futuro. Debemos retomar una sociedad con más valores, más colaborativa, mejor y, aunque gobernada por una clase política, dirigida en nuestro día a día por nosotros, por la sociedad civil. Continuar leyendo «Y después de ésto, ¿qué?»

Qué tiene que saber un director de PYME. Directivo a dirigir (5)

En esta ocasión vamos  a esbozar cuestiones clave para poder dirigir con acierto una pyme o alguna de sus áreas funcionales o estratégicas.
Me ha quedado un texto algo más largo de lo que me suele gustar, te pido perdón, pero la amplitud de visión que necesita la dirección de una empresa lo requiere. Espero también tu implicación, ya que estás en ese papel.

 Vamos ya al grano, partiendo de que, como mínimo, para ser un buen director de pyme tenemos que saber de: Continuar leyendo «Qué tiene que saber un director de PYME. Directivo a dirigir (5)»