El saludo a los tuyos. ¡Directivo a dirigir! (10)

¿Hola? ¿Buenos días?

¿Cómo saludas a los tuyos?

Ese primer momento en cada encuentro, en cada llamada telefónica, es importante. Y es la primera fase de liderar equipo.

Y, ¿qué tal empezar por un saludo más sentido. por ejemplo, «¿Qué tal estás?». O, como le conocemos y sabemos algo de su persona qué tal si comenzamos preguntándole abiertamente por él, por los suyos, si ha solucionado la gotera que tenía en su casa o si ya ha reservado el viaje que estaba mirando para sus vacaciones.

A veces, desperdiciamos el valor de un saludo o una despedida, con el uso de frases hechas, no sentidas.

Te animo, en los próximos días, a qué disfrutes de saludar a los tuyos con interés verdadero por su persona y su vida.

Y hoy, tú, ¿qué tal estás? ¿cómo te sientes?

Como contrapunto, te dejo otra forma de saludar.

6 respuestas a «El saludo a los tuyos. ¡Directivo a dirigir! (10)»

  1. Los pequeños detalles diferencian a las grandes personas y totalmente apropiado para aquellas que dirigen.
    Leve, elocuente y pragmático post.

  2. Bueeenos, amigo Ángel (y a todos los lectores),
    ¿Cómo estás?

    Algo tan simple, tan humano, no siempre escuchas cuando llegas a tu trabajo o a un comercio … y se nota. Se nota porque el mudo interlocutor (¡qué paradoja!) está alterado, enfadado y lo trasmite tanto a lo que hace como a quienes le rodean. Lo que hace, acaba haciéndolo mal y a quienes le rodean, les causa cierto malestar, que, a su vez, lo va difundiendo a lo largo del día (a no ser que, como no todo el mundo saluda -cada vez, menos- ya ni se lo espera).
    Yo lo noto en el autobús de la EMT de Madrid. Cuando doy los «Buenos días», mirando a los ojos del conductor, suelen responder y, al menos durante unas cuantas paradas, reducen la marcha (incluso esperan unos segundos) para que un viajero en carrera hacia la parada pueda subir al vehículo.
    Hacer el bien hace que la sociedad funcione mejor.

    Un saludo y tened un buen día.

    A.

    1. Gracias, Álvaro. Esa es la #ACTitud, llevada no sólo al trabajo, sino también al día, por lo que haremos también una sociedad mejor, totalmente de acuerdo contigo.
      Un abrazo para Madrid, Álvaro.

  3. Efectivamente, cuantos directivos te hacen la pregunta de rigor; buenos días, que tal estás ?; Pero sin ahundar en nada de tu vida ni de tus preocupaciones. Que difícil es encontrar un directivo » empatico», pero empatico realmente. Que rápido se pronuncia a esa palabra, y cuan pocas personas la ponen en práctica efectivamente. Cuanto mejor nos iría, si la vida personal y la profesional fueran ligadas. Un directivo q no saca a relucir su parte humana y personal, jamás será un buen directivo. Y lo sabe !!!!

    1. Gracias por tu aportación, Merche.
      Tú tienes mucha experiencia profesional y capacidad de análisis profesional y conductual, de empatizar y de seleccionar (te acuerdas, ¡hace 18 años que me seleccionaste para venir a Pamplona!) así que comparto también tu visión. Muchos pseudo directivos se creen líderes porque preguntan a los suyos por cómo están, pero a veces son preguntas estándar, o no les importa la respuesta o incluso, como ya lo han lanzado, simplemente ni escuchan.
      Como tú, me quedo con la actitud positiva y constructiva de estar en el lado de preguntar por interés y escuchar desinteresadamente a los míos. Claro está, comunicando también mi parte correspondiente. Así he logrado disfrutar de equipos de trabajo e incluso ahora tener una relación de amistad.
      Curiosamente, esto me ha pasado también con clientes y proveedores, que ahora son amigos simplemente porque en momentos importantes de sus vidas profesionales o personales les llamé para ver cómo estaban de modo sentido.
      Un abrazo y sigue en tu gran línea de desarrollo, Merche.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.