La Navidad del líder

Tienes suerte de ser un líder. Y tienes por delante las navidades. Puede que seas creyente o puede que no, pero estás en un momento crítico para ti y para tu equipo. Tienes unos días de oportunidad de hacer liderazgo de verdad. Te lo cuento.

Está claro que el origen de la Navidad es religioso, como el de tantas otras efemérides que celebramos en nuestras empresas, como los Santorales que marcan nuestro calendario laboral. A excepción del periodo vacacional del verano, los momentos más importantes de merecido descanso para ti y para los tuyos, suelen ser la Navidad y la Semana Santa. (Esto, claro está, salvo que tu negocio esté condicionado estacionalmente por estas fechas, pero bueno, aún así, creo que la reflexión y #ACTitud que te planteo también te valdrán).

Líder, tienes ante ti unas fechas excepcionales, únicas, para hacer algo diferente y reconocer a tu equipo su trabajo, su esfuerzo.

Por una parte, estamos casi en el cierre de año, buen momento para dar ese merecido abrazo a los tuyos.

También es momento de lanzar al equipo, de plantear el 2019, de picar el ambiente con nuevos proyectos retadores y de dar recorrido y sentido de continuidad a todo lo realizado hasta la fecha.

Este ambiente externo nos influye y a nuestros equipos también, son momentos de compartir, de alegría, de ser detallista. De luz, de color, de brillo, de recibir estímulos externos de modo continuo, de estar más receptivo e incluso creativo.

Son momentos de regalar, de regalarnos. Como con los obsequios personales, puedes pensar qué necesita cada persona de tu equipo y qué les puedes dar, que salga de ti, de tu corazón y se adapte al alma de tu empresa. A veces, los regalos físicos, no son los que más nos gustan. Son tiempos de generosidad, de disfrutar del dar desinteresadamente a los tuyos -y también de saber que tú también vas a recibir mucho-.

Son tiempos de felicitaciones, de asumir tu liderazgo personalizándolas con tu equipo e incluso con tus colaboradores y amigos. Dedícales un ratito, a veces es mejor un café o una cerveza con media hora juntos que una gran cesta con jamón.

También es época -generalmente- de mayor relax, todos estamos más descansados estos días, porque casi siempre tendremos algún día festivo, tranquilo con los nuestros, así que estamos más receptivos. Aprovecha a dar descanso al guerrero y a dárselo de calidad, procura que, además, sea consciente de ello. También le vendrá bien para el inicio del año.

Concluyendo, estamos en tiempos de #ACTitud, no los desaproveches, líder.

Complementariamente, no hay mejor liderazgo que el del ejemplo, así que, ¿por qué no planteas alguna acción de Responsabilidad Social en tu empresa?

Y, cómo no, también te lo puedes aplicar en tu plano personal de mejora. Aprovecha estos días para dedicarte un tiempo para ti, para ver qué has hecho este 2018 y qué quieres de ti en el 2019. Tú y tu #ACTitud definís tu camino.

6 respuesta a “La Navidad del líder”

  1. Constructivo, Angel… como siempre …., pero la #ACTitud que expones en el artículo, debería ser extensiva a todo el año.
    Una pena que tengan que existir unos días concretos que nos recuerden el valor de las personas del equipo y el potencial que podemos obtener reconociéndolo.
    Sería la «pera».. no crees??
    Salu2

    1. ¡Eso es, Jone! Mil gracias por apuntarlo, estoy 100% de acuerdo. Deberíamos estar todo el año pendientes de esos detalles y además, éste tipo de fechas nos vienen muy bien como punto de inflexión y de reflexión, que nos lleven a la acción y mejorar.

  2. Ese Ángel!! Esta “ tierna” época da pie a mostrar nuestro Iado más amable, cercano y casi empalagoso. Pero en cualquier caso, si se hace desde el corazón, no me parece nada mal, al contrario.
    Mi opinión: llenemos todo el año de esfuerzo y cariño y con esa actitud llegaremos a la Navidad “ con la tarea hecha.
    Abrazos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *