Que la incertidumbre no pare tu #ACTitud

Te comparto hoy el texto y el enlace a un artículo que me han publicado en Plaza Nueva. Hace unas semanas me pidieron un artículo con mi perspectiva sobre cómo veo el futuro de la empresa en un momento tan crítico como el actual. La reflexión es fácil, lo dificil es la #ACTitud que nos hará mantenernos a pesar de lo que pueda venir e incluso fortalecernos. Nunca buena mar hizo buenos capitanes. Continuar leyendo «Que la incertidumbre no pare tu #ACTitud»

El olfato en la empresa. ¡Directivo a dirigir! (9)

He dado positivo en Covid y ayer me quedé sin sentidos de olfato y gusto. Es una sensación desagradable y una faena. Parecen poco importantes, pero disfruto mucho de aromas y sabores cotidianos al oler a mi hija, al cocinar, al comer, al tomarme un vino con alguien con quien me siento bien, al acercarme a la mar, en cada una de mis salidas en moto,.. Siento que me falta algo.

Entonces pienso en el olfato en la empresa. ¿Somos conscientes de su importancia?  Poseemos grandes habilidades, preparación y experiencia, pero gran parte de nuestros negocios, de nuestro día a día empresarial se mueve por nuestro sentido del olfato. Hay cuestiones que «huelen» bien y nos anima a tomar decisiones y emprender determinados proyectos. Continuar leyendo «El olfato en la empresa. ¡Directivo a dirigir! (9)»

El último trimestre. ¡Directivo a dirigir! (8)

Estamos en el último trimestre del año y algunos ya estamos pensando en su cierre e incluso, algo, en la planificación del que viene. Creo que va a ser un año de oportunidades.

¿Te has parado a pensar cómo está tu empresa y tu sector? Y, ¿lo que se avecina el año que viene? Continuar leyendo «El último trimestre. ¡Directivo a dirigir! (8)»

La coherencia

Qué curioso y qué fácil, la coherencia. Que bien suena, pero ¡cómo cuesta ser coherente!

Tenemos la obligación de ser coherentes con nosotros mismos y ello llevará a que también lo seamos con los demás.

La coherencia surge de la unión entre valores propios y forma de ser. Es muy compleja, porque son muchas las variables y su posición prioritaria varía con el tiempo e incluso en determinados momentos con el estado anímico.

Ser coherente con uno mismo es a priori muy sencillo y la mejor fórmula para el desarrollo y el crecimiento personal, porque iremos avanzando, decidiendo y actuando en función de ello. Continuar leyendo «La coherencia»

Te has quedado sin trabajo. Haz un stop

ACTitud50

Pues sí, si te has quedado sin trabajo, párate. No hagas un ceda el paso, de mirar rápido y continuar. ¿Por qué no te lo planteas como un stop?

Has trabajado mucho y duro para llegar hasta aquí, como para ahora verte acogido por las manos del SEPE y solo ver la parte negativa. Dale la vuelta, puede que estés de suerte.

¿Cuántos años llevas trabajados y cotizados? ¿Cuántos te quedan aún? Si somos, digamos, de mediana edad, aún nos quedan unas cuantas décadas de funcionar, de dar leche como decía mi padre, de currar y cotizar. Te aseguro que te va a volver a tocar volver a trabajar y ¡trabajarás! Pero, ¿en qué? ¿Qué te gustaría? ¿Más de lo mismo? ¿Cambiar algo?

Por otra parte, en estos últimos años laborales, conscientemente, ¿cuánto tiempo de calidad te has dedicado a ti mismo? Con esa misma sinceridad, ¿cuánto tiempo del bueno has dedicado a los tuyos?

También, por desgracias, esta situación Covid parece que lo puede poner un poco más difícil pero, a su vez, nos debería servir para replantearnos el valor de nuestro tiempo y salud en el futuro.

Entonces, ¿por qué no te paras? Te reto a hacer un stop, a estar contigo, a saborear a los tuyos y a pararte a analizar en lo profesional en qué eres realmente bueno y cuáles son tus motivaciones.

A partir de ahí, toca arrancar de nuevo, con más fuerza que nunca.

Fácil, ¿verdad?

Pues no sé si lo es o no, pero yo lo he hecho. Hace unos meses me quede sin mi preciado trabajo y, como promulgo, busqué mi mejor #ACTitud, la que tú también tienes y me hice esas preguntas que te acabo de plantear.

Por si te resulta útil, te diré que he disfrutado mucho de mi familia últimamente, he estado unos días con mis padres que, con la Covid, el confinamiento y por prudencia hacia su salud, al vivir lejos, no los podía disfrutar en persona desde las pasadas navidades.

He dedicado tiempo de calidad a mi hija de 10 años que, en pocos años, en su adolescencia, lógicamente, querrá otros planes.

Y me he dedicado mucho a mí. Por una parte yo solo y por otra, con un equipo de apoyo, siguiendo el Método Kairos «7 Pasos para el Éxito”, trabajando a dos niveles, con un acompañamiento personalizado para avanzar de un modo único en el logro de Mi Propósito de Vida (esto te lo contaré en otro artículo), para enfocar ahora qué es lo que quiero hacer y cómo, desde el conocimiento de qué es lo que aporto en mi trabajo y cómo lo hago.

PD: También, en cuanto esté matizado un nuevo proyecto, te narraré con detalle cómo está siendo la búsqueda, que ideas tengo, cómo las llevo a cabo, qué resultados dan y cómo los voy midiendo y analizando.

Mientras, aquí me tienes también si en esta etapa puedo aportarte también algo más.