Te has quedado sin trabajo. Haz un stop

ACTitud50

Pues sí, si te has quedado sin trabajo, párate. No hagas un ceda el paso, de mirar rápido y continuar. ¿Por qué no te lo planteas como un stop?

Has trabajado mucho y duro para llegar hasta aquí, como para ahora verte acogido por las manos del SEPE y solo ver la parte negativa. Dale la vuelta, puede que estés de suerte.

¿Cuántos años llevas trabajados y cotizados? ¿Cuántos te quedan aún? Si somos, digamos, de mediana edad, aún nos quedan unas cuantas décadas de funcionar, de dar leche como decía mi padre, de currar y cotizar. Te aseguro que te va a volver a tocar volver a trabajar y ¡trabajarás! Pero, ¿en qué? ¿Qué te gustaría? ¿Más de lo mismo? ¿Cambiar algo?

Por otra parte, en estos últimos años laborales, conscientemente, ¿cuánto tiempo de calidad te has dedicado a ti mismo? Con esa misma sinceridad, ¿cuánto tiempo del bueno has dedicado a los tuyos?

También, por desgracias, esta situación Covid parece que lo puede poner un poco más difícil pero, a su vez, nos debería servir para replantearnos el valor de nuestro tiempo y salud en el futuro.

Entonces, ¿por qué no te paras? Te reto a hacer un stop, a estar contigo, a saborear a los tuyos y a pararte a analizar en lo profesional en qué eres realmente bueno y cuáles son tus motivaciones.

A partir de ahí, toca arrancar de nuevo, con más fuerza que nunca.

Fácil, ¿verdad?

Pues no sé si lo es o no, pero yo lo he hecho. Hace unos meses me quede sin mi preciado trabajo y, como promulgo, busqué mi mejor #ACTitud, la que tú también tienes y me hice esas preguntas que te acabo de plantear.

Por si te resulta útil, te diré que he disfrutado mucho de mi familia últimamente, he estado unos días con mis padres que, con la Covid, el confinamiento y por prudencia hacia su salud, al vivir lejos, no los podía disfrutar en persona desde las pasadas navidades.

He dedicado tiempo de calidad a mi hija de 10 años que, en pocos años, en su adolescencia, lógicamente, querrá otros planes.

Y me he dedicado mucho a mí. Por una parte yo solo y por otra, con un equipo de apoyo, siguiendo el Método Kairos «7 Pasos para el Éxito”, trabajando a dos niveles, con un acompañamiento personalizado para avanzar de un modo único en el logro de Mi Propósito de Vida (esto te lo contaré en otro artículo), para enfocar ahora qué es lo que quiero hacer y cómo, desde el conocimiento de qué es lo que aporto en mi trabajo y cómo lo hago.

PD: También, en cuanto esté matizado un nuevo proyecto, te narraré con detalle cómo está siendo la búsqueda, que ideas tengo, cómo las llevo a cabo, qué resultados dan y cómo los voy midiendo y analizando.

Mientras, aquí me tienes también si en esta etapa puedo aportarte también algo más.

Comunicar desde el sentimiento. ¡Directivo a dirigir! (6)

¿Te has dado cuenta cuándo llega el mensaje de una comunicación? ¿En qué momentos y con quién te comunicas mejor?

Está claro, es cuando hay un grado de confianza elevado y una comodidad común entre interlocutores. Y, ¿sabes por qué?

Pues porque, sin darte cuenta, en muchas ocasiones estás hablando de sentimientos.

La comunicación desde ahí llega, el mensaje es claro y no hay malinterpretaciones. La transparencia es total y el ambiente inmejorable. Todos los parámetros teóricamente estudiados del proceso de la comunicación humana se alinean automáticamente para tener un mensaje claro, fluido y unas respuestas que también lo son. Continuar leyendo «Comunicar desde el sentimiento. ¡Directivo a dirigir! (6)»

¿Tienes LCD? ¡Directivo a dirigir! (5)

Y no te hablo hoy de televisiones. Te estoy hablando de Liderazgo y Comunicación para la Delegación. ¿Tienes capacidad para ello?

Lo hemos oído mil veces, lo hemos hecho unas pocas y nos cuesta, pero es fundamental como directivos.

Tenemos que saber qué equipo tenemos, cómo es cada una de las personas que lo componen, para poder delegar adecuadamente en cada uno de ellos. Eso, ya de por sí, a veces es complejo y aunque hay mucho escrito sobre ello, nos cuesta.

Lo más complicado es tener una buena sistemática. Al final, caemos en la comodidad y esto nos restará eficacia final. También repercutirá esa carencia en que muchas veces no hacemos llegar el mensaje que realmente queremos transmitir.

Analicemos varios aspectos: Continuar leyendo «¿Tienes LCD? ¡Directivo a dirigir! (5)»

Qué tiene que saber un director de PYME. Directivo a dirigir (5)

En esta ocasión vamos  a esbozar cuestiones clave para poder dirigir con acierto una pyme o alguna de sus áreas funcionales o estratégicas.
Me ha quedado un texto algo más largo de lo que me suele gustar, te pido perdón, pero la amplitud de visión que necesita la dirección de una empresa lo requiere. Espero también tu implicación, ya que estás en ese papel.

 Vamos ya al grano, partiendo de que, como mínimo, para ser un buen director de pyme tenemos que saber de: Continuar leyendo «Qué tiene que saber un director de PYME. Directivo a dirigir (5)»

La agenda del lider. ¡Directivo a dirigir! (3)

Continuamos la saga de artículos prácticos de dirección, esta vez con algo tan importante como es nuestra agenda.

¿Cómo la gestionamos? ¿Qué contenido tiene? ¿Qué soporte empleamos?

Obviamente, la agenda es de cada uno, por lo que en ella refiero todo lo laboral y, por supuesto, integro también cuestiones personales.

Esbozaré lo que suelo hacer y espero vuestros comentarios con lo que vosotros hacéis y los contenidos que incluis. Continuar leyendo «La agenda del lider. ¡Directivo a dirigir! (3)»