La sonrisa de la azafata, ¡siempre! Cuestión de #ACTitud

Estoy en el avión y veo como sonríe su personal. Están trabajando y yo también.
¿Por qué siempre sonríen? ¿Acaso ninguno de ellos está cansado, tiene un mal día o problemas personales? Estoy seguro de que si. Como nos pasa a todos.
La #ACTitud en el trabajo se entrena. E incluso se lidera.
Tú, líder, con tu comportamiento y formas, marcas un ejemplo de compostura que transciende a los tuyos.
Tú, líder, tienes una antena para captar el estado de ánimo de los tuyos y tienes que saber qué les pasa, qué y cómo sienten y trabajar desde ahí con ellos.
Claro está que en puestos de atención a terceros puede parecer más importante ésto, pero, también a nivel interno es fundamental. En todas las áreas de tu empresa, cuando entras y das los buenos días, cuando sales, cuando te mueves entre los tuyos, ¿tanto te cuesta sonreír?, ¿tanto te cuesta ser amable?
Te animo a que hoy hagas un pequeño ejercicio de consciencia y seas amable, seas risueño. Luego, al final del día, piensa a ver cuántas sonrisas fueron devueltas (lo creas o no, son contagiosas) y cómo con esta pequeña #ACTitud hoy has logrado mejorar el ambiente y has conseguido que todos os sintáis mejor.
Y para terminar, si le añadimos un poco de humor, también mejora el resultado, ¿no te parece?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.