El director de orquesta

Recientemente, leía en los medios que mi amigo Mariano Rivas acababa de dirigir una obra y me ha incitado a la reflexión sobre la dirección y el liderazgo.

¿Acaso el líder tiene que saber tocar todos los instrumentos? No. Tiene que conocer sus sonidos y su magia, pero cada músico es el que mejor conoce su parte de la obra y su instrumento. Y eso es lo que aporta a la orquesta.

Mariano dirgiendo la obra The Circus. Gijón 2018.

El líder tiene que saber hacer que esas individualidades se potencien. Que la música del grupo surja de todos ellos de modo armonioso y con fuerza.

Él sabe tocar algunos instrumentos, pero no tan bien como cada uno de los intérpretes.

Cuando necesita alguien en su orquesta, buscará que sepa tocar su instrumento, tanto como que sepa integrarse en una banda y un estilo de conducción que harán mejor sonido de una partitura disponible para todas las orquestas.

Y esto, en el día a día… Pero cuando llega el momento de subirse al escenario, ante los clientes, se visten en sus mejores galas y dan lo mejor de sí, como individualidad y como grupo.

La foto de entrada  es de Andrés de La Ossa , esta vez un faro que, como el director de orquesta,  con su presencia solemne, de día y de noche, sin luz y con niebla…siempre está guiando caminos.

2 respuesta a “El director de orquesta”

  1. No podías haberlo descrito mejor.
    La similitud es muy adecuada, ahora llegan los matices de un@ «buen y mal» director@ de orquesta, saber pedir esas individualidades, que es saber delegar, etc.
    Gracias por la ayuda, a seguir con esa fuerza y esa #ACTitud

    1. Gracias, Paulino. La #ACTitud es fundamental en el liderazgo y la mejor acción grupal surge de potenciar las individualidades de cada uno, estableciendo sinergias. La mejora interna también deriva de ahí, de que cada uno demos lo mejor y como mejor sabemos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *