Experiencias vitales. ¿Generan un cambio en ti? ¿Mueven tu #ACTitud?

¿Necesitas que algo muy drástico te ocurra para cambiar?

Creo que no. Sólo necesitas consciencia de ti mismo.

Ese es el problema. Vivimos rodeados de mucho ruido y mucha niebla que no nos dejan vernos ni sentirnos a nosotros mismos. No somos capaces de percibir ni valorar pequeñas cosas cotidianas o algo tan grande como nuestro propio yo.

Los cambios drásticos pueden ser positivos o negativos, ahí está tu experiencia personal y tu interpretación. Puede ser, por ejemplo un cambio laboral, un premio gordo o una quiebra económica, una modificación en tu situación personal o también una enfermedad, un accidente, una desgracia familiar e incluso una decisión personal importante -menos el premio gordo, creo que he vivido todos-.

Ahí es cuando la mayoría de las personas pasamos a revivir, a valorar lo que tenemos y cuando sacamos nuestra mejor #ACTitud. Ésto puede ocurrir por dos motivos:

a- porque somos fuertes y lo asumimos o,

b- porque igualmente estamos fornidos y entonces acudimos a un especialista que nos ayuda a verlo.

(Nota: voy a obviar en este artículo tendencias negativas, las de los a los momias,  porque a estas alturas, espero haber podido apartarlos de esta web 😉 . )

Sin llegar a estos extremos, también puedes ser una persona con mucha #ACTitud que puedes cambiar y avanzar. En este estadio, tu prisma de visión de tu vida ha cambiado, eres más tú mismo, más limpio, más transparente y más sencillo.

En esta etapa personal, te la bufan muchas cosas, ahora eres tú mismo y entonces tienes fuerza, alegría e incluso capacidad para reírte de ti. El resto importa poco y te rodeas de quien quieres y de quien te quiere. Haces las cosas con amor, desde el amor que surge de quererte a ti mismo.

Con todo esto, ¿vas a seguir esperando que algo “gordo” te ocurra para cambiar? O, ¿prefieres sacar, desde ya, tu mejor #ACTitud?

Quiérete, valora lo sencillo y haz lo que tengas que hacer, pero ahora sí, desde tu corazón.

También en tu empresa, ¿hay cambios drásticos que produzcan este tipo de situaciones? ¿Le ocurren a las personas de tu equipo estas pautas? ¿Te pasa a ti y afecta en tu entorno laboral? ¿Cómo gestionas estas situaciones?

De nuevo, bien ha sabido también captar el sentido de este artículo Andrés de La Ossa  ya que muchas veces, los problemas de salud serios son los que nos hacen darnos cuenta de nuestro valor y del de las pequeñas cosas.

10 respuesta a “Experiencias vitales. ¿Generan un cambio en ti? ¿Mueven tu #ACTitud?”

  1. Angel, lamentablemente creo que para sentir nuestra esencia nos hacen falta experiencias vitales. Sin ellas nunca llegamos a ser verdaderamente AGRADECIDOS.

  2. Muy buen artículo. 👍
    Yo les digo que si van a esperar que la vida les de una Colleja 😄
    Es lo que he sentido yo en cada experiencia vital, que la vida me la daba y me decia, ehhh que te has vuelto a dormir, expabila y VIVE
    Y desde este verano y dos de esas experiencias vitales en esas estoy con #ACTitud.
    Un abrazo

  3. Yo trato de analizar de forma continua si hay cambios que puedan mejorar cualquier aspecto, aunque si que es cierto que un evento más drástico o urgente puede provocar que esos cambios que a veces pospones, se den de forma inmediata

    1. Muchas gracias, Fernando.
      Efectivamente, hay que estar siempre con la antena puesta a uno mismo para detectar, si bien, ante hechos externos relevantes, las reacciones efectivamente deben ser inmediatas.

  4. Angel, desgraciadamente, creo q el ser humano necesita de experiencias vitales duras para rediseñar y resetear su cerebro, pensamiento, manera de actuar y sentir. La experiencias vitales y vivencias fuertes, espolean al ser humano y lo sacan de su rutina terrenal. El ser humano se vuelve mas humilde, bondadoso y empatíco, con estas experiencias.

    1. Cierto, Merche. Son necesarias para nuestro crecimiento y es necesario saber asumir / pasar ese duelo, ante situaciones críticas.
      Independientemente, la consciencia de uno mismo también deja un buen margen a la #ACTitud para el crecimiento personal.
      Gracias por aportar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *