¿Para qué (leches) estás en este mundo?

Pues sí, puede sonar fuerte, utópico e incluso a ser una gilipollez. Pero no, es cuestión de #ACTitud. ¿Para qué te crees que estás en este mundo? ¿Para pasar de puntillas y ser uno más o para destacar siendo tu mejor versión?

Tú tienes unas habilidades innatas y otras que vas desarrollando con los años, con tu preparación, tu experiencia y sobre todo tu interés por crecer, por mejorar y con tu #ACTitud constante.

En la gestión empresarial, hablamos siempre de misión, visión y valores de las  propias empresas. He visto muchas en organizaciones que he auditado, en empresas clientes, en otras que he investigado porque me interesaban o también en algunas otras me ha correspondido conocer o incluso definir sus misiones, visiones y valores. Y te puedo decir que el noventa y cinco por ciento de ellas no valen para nada, no son más que palabrería. Sí que tienen algo de contenido real, pero muchas veces son más una declaración de intenciones que otra cosa. También, y es duro decirlo, algunas de ellas son aquello del refrán de “dime de qué presumes y te diré de qué careces”.

Pues bien, volvamos a hablar de ti, de tu «gestión» como persona, de tu día a día, de tu trabajo, de todos tus planos profesionales y de los personales.

¿Cuál es tu misión?

Considero que éste es el apartado más difícil en esta gestión personal. Realmente, respóndete con sinceridad, ¿para qué estás en este mundo? ¿Qué tienes que hacer para dejar tu impronta? Mírate dentro, observa cómo eres, qué haces bien y disfrutando, de un modo natural. Ponlo al servicio del mundo. El mundo empieza por ti y sigue por tus entornos familiares, laborales y sociales, soportado por un medio físico y una coyuntura socioeconómica.

Ahí lo dejo, tienes mucho para analizar y crecer sobre estos cimientos.

¿Qué visión tienes?

Esto es, con la misión anterior, ¿dónde vas a estar en unos meses?… ¿en un año?… ¿en cinco?… y ¿después?

Pues con todo lo anterior, traza desde ya tu hoja de ruta para conducirte hacia allí. Plantéate esas pequeñas acciones que te vayan haciendo dar los primeros pasos, para así, ir completando etapas.

En tu camino, párate de vez en cuando, recapitula cómo sigue todo, cómo evolucionas y cómo se van actualizando tus objetivos. Date cuenta que eres cada día mejor en tus virtudes y sigue potenciándolas.

¿Cuáles son tus valores?

Esto es clave, hay que andar, pero tienes que saber qué llevas en la mochila. Está llena de tus valores y esos son los diferenciadores, los que harán que tu #ACTitud sea única. Nunca hagas nada fuera de tus valores. Todo lo contrario, busca actuar siempre con coherencia. No tengas miedo en mostrar esos valores. A veces, te atacarán por ello, porque generarán envidias. Tus valores te unirán en el camino a gente afín y / o  complementaria a ti, a tu misión y a tu visión. Crecerás con ello.

Es un camino largo, pero se hace cada día, tenlo presente desde que te levantes hasta que te acuestes, tienes que ser la mejor versión de ti mismo. Estás obligado a ser el mejor, primeramente contigo, con honestidad, con sencillez y con autoexigencia. Luego, con tu familia, con los tuyos, con tus amigos, con tus compañeros, con tus responsabilidades en el trabajo, con tus actividades de ocio, con tu sociedad, con tu medioambiente, …

Amigo, tienes la responsabilidad de tener tu misión, tu visión y tus valores, que determinen tu #ACTitud para andar tu propio camino de modo pleno. Te propongo que empieces por escribirlos hoy mismo.

De nuevo nos acompaña una  foto de Andrés de La Ossa,  que espero que, como a mí, te evoque a seguir dando pasos en tu vída, sabiendo para qué leches estás en este mundo.

16 respuesta a “¿Para qué (leches) estás en este mundo?”

  1. Que bueno!! Completamente de acuerdo: todos deberíamos trazar una hoja de ruta y revisarla periódicamente para ver se estamos alineados con lo previsto y corregir desviaciones .
    Si no, vamos a la deriva
    Buen artículo amigo
    Abrazos!!

  2. Así es Ángel!. Los valores….aunque hay gente que no los tiene y se aprovecha de que ti Y te humilla, te robe y sea un ser despreciable.
    Pero yo aquí sigo con mis valores y actitud ahora positiva que me saca para adelante y me hace tener claro si de está mi foco.

    1. ¡¡¡Qué bien, Marta!!! Gracias por tu comentario.
      Cierto que hay gente que busca aprovecharse de los demás e incluso que muchas veces lo consiguen, pero eso no quita que nosotros nos mantengamos en nuestro sitio, con nuestros valores y #ACTitud y avanzando siempre. Si a alguien le puede resultar útil, pues estupendo, pero que no nos desvíe de nuestro camino y por supuesto, nadie de ese pelo puede tener la capacidad de generarnos ningún tipo de sentimiento ni de hacer cambiar nuestra #ACTitud. ¡A por ello!

  3. Realmente al autor se le nota. afan de superación, y a sus seguidores se nos ve esperando por el próximo artículo pues sabemos que nos sorprenderá, con motivación, que es algo que falta en estos tiempos.Enhorabuena.

  4. Hola Angel, me gusta mucho tu articulo y totalmente de acuerdo, yo disfruto con.mi trabajo e intento trasmitirlo a si aunque hay gente incluso de tu propio entorno que le fastidie…..trasmitir las cosas con naturalidad y creyendo loles que haces y sin engaňar tarde o tempprano da sus frutos pese a quien le pese.
    Un lactuabrazo para todos.

    1. Muchas gracias, Juanma. Y se nota que tu trabajo y lo que haces te gusta y está integrado en tu vida. No hay otra. Tirarse de la cama teniendo que hacer algo que no nos gusta o que no encaja con nuestros valores o nuestras misión / visión, tiene que ser muy duro. Un abrazo

  5. Esta es la idea que más me ha inspirado: Es un camino largo, pero se hace cada día, tenlo presente desde que te levantes hasta que te acuestes, tienes que ser la mejor versión de ti mismo.
    Muchas gracias por la reflexión Ángel

  6. Un gran me gusta. Daría para hacer un conferencia alrededor de las ideas que plasmas. Mi enhorabuena por conseguir plasmarlo en un post con sencillez y humildad.

    1. Gracias, Aitor. Efectivamente, ese era el objetivo y, efectivamente, da para mucho debate muy interesante, sería algo muy chulo el poder hacer un encuentro al respecto con gente de neurona inquieta. Un abrazo

  7. Un post estupendo. Da mucho que pensar, y valorar. Este trabajo que haces por nosotros es digno de admiración.
    Espero al siguiente post que lo leeré con entusiasmo.

  8. Esa es la pregunta más importante que se hace (si está en condiciones para hacérsela) cada uno en cuanto tiene consciencia de sí mismo.
    Su respuesta es la declaración de su carácter como persona y le marcará su trayectoria durante toda la vida.

    Naturalmente a lo largo de la vida, podrá cambiar de objetivos y de modos para conseguirlos, pero, periódicamente, si tiene valentía para hacerlo, se la seguirá haciendo y verá, como en la administración, las desviaciones entre el inicio y los puntos de referencia posteriores.

    Como siempre, amigo, un gran artículo; quizá el más importante de los que has hecho hasta ahora.

    Muchas gracias por hacernos partícipes de tus experiencias y pensamientos.

    Un saludo para toda la concurrencia y el deseo de que todos paséis unas buenas vacaciones.

    Un abrazo, amigo.

    1. Muchas gracias, Álvaro.

      Probablemente, estos días de verano e incluso vacaciones, son buenos para pararse y mirar dentro de uno mismo, para revisar misión, visión y valores y coger fuerzas para seguir tu propio rumbo.

      Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *