No trabajes gratis

No trabajes gratis. No te menosprecies ni des tu valor añadido a terceros sin un motivo.

Y sí, hablo de motivos, no sólo de remuneración económica.

En principio, tu trabajo, vale un dinero, que es por el que lo haces. Así, que valórate y busca que tu recompensa sea justa.

Otra cuestión es que realices trabajos, colaboraciones, apoyos o cómo lo quieras llamar a terceros, con otras recompensas, a veces, más bonitas que la meramente económica.

Te hablo de participar en foros especializados, de realizar trabajos puros y duros para otros que lo necesitan – puedes llamarlo Responsabilidad Social Personal RSP -, realizar algo en lo que te llevas un aprendizaje, etc. Pero no, no ejecutes trabajos de tu especialidad a otros porque sí, porque te lo piden y al final, te están infravalorando.

Como experiencia reciente, una plataforma de directivos y gerentes potente -con más de treinta empleados dados de alta en LinkedIn y que presume de promocionar a directivos, encuentros entre ellos, de ser una plataforma clave para desarrollar compañías estratégicas, bla, bla, bla- se pone en contacto conmigo, solicitando mi colaboración:

Educadamente, previendo de qué se trataría, pregunto entonces en qué consistiría esa aportación y le dejo mis datos de contacto directo:

Amablemente me responde que quieren contar conmigo como “colaborador”, sin periodicidad concreta, voluntariamente y para elaborar artículos para ellos sobre liderazgo y management. Pretenden que les vaya enviando contenidos.

Pues la respuesta es no. Si tú tienes un negocio y parte de ese negocio es la comunicación a esos directivos y gerentes que te diriges, con propuestas especializadas, para posteriormente ofrecerles tus servicios de alto nivel -y coste- de los que tu organización obtiene -como todas- su lucro, entonces, yo no trabajo gratis para ti.

Como siempre, las buenas formas no se pierden la educación y las buenas formas – y seguimos caminando con nuestra mejor #ACTitud en los negocios y en la vida. En lo que afecta a terceros, entreguémonos a tope con quienes lo merecen y no perdamos nuestro tiempo donde no es necesario.

Doy de nuevo las gracias a Andrés de La Ossa  que una vez más nos regala una muy buena foto para acompañar este artículo.

17 respuesta a “No trabajes gratis”

    1. Sí, Fernando. Muchas gracias. La vida es #Punk en el sentido #ThinkPunk, gran libro que aporta mucho a la hora de liderar, dirigir y coger el timón de lo profesional y de lo personal, que al fin y al cabo son planos paralelos y que se tocan bastante.

  1. Por desgracia es una práctica cada vez más extendida, a nivel Consultoría de RRHH empieza a ser habitual que alguna empresa de prestigio y volumen considerable pretenda una «colaboración» idéntica a la que mencionas, o un «prework» en el que realices gratis un trabajo antaño remunerado con muchos miles de euros. Tu supuesta recompensa será, y cito casos reales, que puedes mencionarlos e incluso incluir su logo en tu web o perfil de Linkedin….
    Me alegra sobremanera tu respuesta, que es siempre la mía también, en intento de poner fin a esas situaciones descompensadas.
    Un fuerte abrazo Angel.

    #yonoregalomitrabajo

  2. Saludos, parroquianos,

    Por mi experiencia personal, este artículo está muy relacionado con el anterior … y tú, amigo Ángel, bien sabes que hablo con fundamento.
    Es el I+D+I en España. Es el robo (porque no hay mejor palabra que lo defina) del diseño y desarrollo de un proyecto de aplicación más o menos inmediata de una materia cuyo conocimiento requiere tiempo y cuesta dinero y que multitud de empresas y, ojo, organismos públicos, pretenden apropiarse sin ni siquiera incluir el nombre de su investigador.
    Si esto se produce es porque el formidable espíritu del español (tenacidad, inteligencia y bonhomía), al carecer de una plataforma donde implementar su iniciativa, su inicial buena voluntad se convierte en amargura por el contacto con otro español de opuestas características (mediocridad, estupidez y avaricia).
    En España, robar es la forma más rápida de conseguir algo, no requiere gran esfuerzo, tan solo un carácter laxo, lo que pasa es que, por desgracia, aquí se premia. «Los mediocres se tienen que defender, sino … ¿cómo iban a subsistir?».

    Un saludo a todos.

  3. A veces, sobre todo cuando estás empezando, sientes la tentación de «asociar» tu nombre a empresas de renombre y flexibilizar tus condiciones. Si se contempla como una inversión de márketing, para darte a conocer, obtener prestigio, contactos… puede estar justificado. Pero evidentemente lo que te pedían era trabajar por la cara.

    Yo les habría contestado lo mismo.

    1. Gracias, Fernando.

      Debemos valorarnos y considerar el valor de nuestro trabajo, no necesariamente en euros, pero un trabajo es un trabajo y debe estar compensando de tal modo que. como en cualquier negocio, ambas partes se sientan satisfechas por pagar por algo lo que vale o por la satisfacción y reconocimiento al trabajo desarrollado.

  4. Saludos:
    Excelente artículo, le felicito. He pasado experiencias similares. ¿Quién responde por el tiempo invertido y el esfuerzo? Una vez redactas y envías colaboración, solo queda la “visibilidad”. Gracias por compartir y lo tendré muy claro para la próxima.

    1. Muchas gracias, Martha, por comentar.
      Muchos lo hemos pasado, creo que es parte del proceso que tenemos que vivir ciertos profesionales. Ahí queda la experiencia y el aprendizaje para saber decir no.
      Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *