Qué tiene que saber un director de PYME. Directivo a dirigir (4)

En esta ocasión vamos  a esbozar cuestiones clave para poder dirigir con acierto una pyme o alguna de sus áreas funcionales o estratégicas.
Me ha quedado un texto algo más largo de lo que me suele gustar, te pido perdón, pero la amplitud de visión que necesita la dirección de una empresa lo requiere. Espero también tu implicación, ya que estás en ese papel.

 Vamos ya al grano, partiendo de que, como mínimo, para ser un buen director de pyme tenemos que saber de:

Dirigir

Tienes que saber dirigir, liderar y llevar el timón de tu barco, no hay otra.
Y esto, en numerosas ocasiones, falla en la pyme. De aquí, ya sabes que surge la serie “Directivo a dirigir” de esta web de la que este artículo es la cuarta entrega.

Economía

Está claro. Y en pymes es muy habitual –y recomendable- contar con un asesor económico – fiscal. Normalmente no eres un experto en finanzas, pero con unas lecciones básicas de economía podrás gestionar adecuadamente tu negocio. Estás para ganar dinero. Es tu obligación conocer bien el debe, el haber, la cuenta de resultados, los márgenes de tu producto, los agujeros por los que se te cuelan los euros.

Estrategia

No te queda otra que coger fuerte el timón y seguir el rumbo que marques. Debes disponer de tu planificación estratégica a largo plazo, tus objetivos, metas y acciones planificadas en el medio y el corto plazo. Todo ello con su revisión periódica, su seguimiento objetivo y evaluado, que te permitan redefinir en cada momento actividades y buscar mantener el rumbo a pesar de los vientos cambiantes.

Normativa y legislación

También tendrás tu asesoramiento jurídico, incluso especializado en cuestiones laborales, civiles e incluso penales. Debes de ser consciente de su repercusión.

Tienes que conocer, a nivel básico, todas las obligaciones y la legislación general de tu negocio en cuanto a cuestiones societarias, de fiscalidad y hacienda (ya sabes que somos todos), de personal, de prevención de riesgos laborales, ambientales.

Y también las propias de tu actividad y sector, así como las de tus productos o servicios,

También aquí puedes incluir las certificaciones de sistemas y productos obligatorias o voluntarias de las que deberás de disponer.

E importante, sé conocedor de tus responsabilidades, incluidas las civiles y penales y dispón de un seguro adecuado para ello. Algo se puede torcer en algún momento.

Tus procesos

Tienes que conocer y entender, aunque no seas también el director de operaciones, todos los procesos de tu organización. Debes ser camaleónico y entender las ventas, las compras, el almacén, el mantenimiento, los recursos materiales y humanos, los procesos y los equipos de producción.

Tu equipo

Todo lo anterior lo hacen todas las empresas, incluidas las de tu competencia. Aquí tienes tú la ventaja diferencial. Gestiona tu equipo y saca lo mejor de ellos para que ellos den lo máximo. Busca la excelencia y no seas conformista.

La competencia te puede replicar las instalaciones, la maquinaria, los proveedores y los procesos, pero no tiene la suerte de tener a tu gente.

Tus clientes

Por tu experiencia y perfil puedes tener más o menos contacto con los clientes. Pero aunque hayas delegado responsabilidades a un departamento comercial, nunca dejes de conocer quiénes son tus clientes, su grado de satisfacción y cómo puedes superar sus expectativas. Es la punta de la lanza de tu negocio.

Tu competencia

Más de lo mismo con el apartado anterior. ¿Quiénes son tus competidores? ¿Cómo se mueven? ¿Cómo avanzan? ¿Qué les diferencia de ti?

Tu sector

Tiene que ver con lo anterior, pero lo tienes que controlar, que conocer sus actores, sus puntos de encuentro, ferias sectoriales, comités de normalización, asociaciones del gremio.

Ventas

Sin venta no hay negocio. Sé conocedor de este proceso, de cómo se desarrolla, qué márgenes tienes, qué previsiones hay.

Incluye aquí políticas de seguimiento de cobros y, por supuesto, de gestión de impagos.

Compras

Vital el qué compras, a quién y en qué condiciones.

Los tiempos han cambiado y el mercado también. En la mayoría de los sectores, no compres únicamente con una Excel u a través de tu ERP con criterio precio. Busca proveedores cercanos, de los que dan vida al trío que formas con él y con tu cliente.

Marca personal

Es parte de tu liderazgo, para con los tuyos y probablemente con el exterior. Potencia también la marca personal de los tuyos, no tengas miedo.

Las marcas personales de tu organización reforzarán con potencia la:

Marca de empresa y de producto

No la descuides. Es la que va a transmitir todo sobre vosotros, va a ser otro elemento diferenciador respecto a tu competencia. No juegues tampoco con ella, sé fiel a tu propia marca y valores siempre.

Desarrollo

Llámalo desarrollo, nuevos proyectos, I+D+i, planes de futuro o como quieras, pero ¿dónde vais a estar y que vais a hacer en 5 años? Y, ¿en 10? O ¿en 25? Que sea parte de tu estrategia.

Calidad

No puedes fallar, ni en calidad de producto o servicio ni en disponer de un sistema, certificado o no, de gestión de tu funcionamiento. Ten una sistemática optima, soportada por la documentación y los registros apropiados para el seguimiento y para la toma de decisiones.

Medioambiente

Respeta el medio. Sé eficiente en este sentido y si puedes haz por mejorarlo. Optimiza consumos, reduce residuos, usa materiales y energías ambientalmente más respetuosos.

Seguridad y Salud

Cuida de ti y cuida de los tuyos. Genera condiciones de trabajo seguras, evita riesgos, genera buen ambiente.

Egoístamente hasta repercutirá en menos bajas, menos absentismo, menos rotación, menos costes.

RSE

Relacionado con mucho de lo dicho anteriormente. No veo sentido a la empresa del futuro sin que su paso por el tiempo sea capaz de generar un impacto positivo en su entorno socio económico, en sus trabajadores y familias o sobre la propia Tierra.

Informática y TIC

Tienes que saber qué herramientas necesitas (ERP, CRM, programas específicos con licencia, etc.) pero también hoy en día debes de ser conocedor de cuestiones de seguridad informática, de almacenamiento en servidores o en la nube, de establecimiento de redes de trabajo, de herramientas para el trabajo y comunicación en remoto o en los viajes,…

Comunicación

Puede ser parte de todo lo anterior, pero si haces, comunica. Y si vas a hacer, comunica también a las partes interesadas. Sé claro, limpio y transparente, internamente con tu equipo en la comunicación de situaciones, objetivos y resultados y también a nivel externo, con planificación de qué es lo que quieres comunicar y transmitir.

Considera aquí también otros aspectos clave, como medios de comunicación, redes sociales corporativas y personales y, por supuesto, esa capacidad relacional y negociadora que tú posees.

Protocolo

Tienes que saber estar. Te va a tocar asumir una dirección de una empresa que tiene que tener un comportamiento adecuado y a ti personalmente, por tus relaciones profesionales, también te tocará mantener esa compostura en reuniones, encuentros, comidas y estancias.

Ojo aquí con posibles cambios protocolarios en diferentes países o culturas con las que puedas interaccionar.

De actualidad

Pues sí, no sabía si incluirlo o no, pero por mencionarlo que no quede. Sé conocedor de las noticias de actualidad, estate al día de las económicas, culturales e incluso deportivas, surgirán en muchos foros y te ayudarán a gestionar mejor e integrarte en todos los ambientes.

Y vistos todos estos aspectos, ya ves que, con tu liderazgo no tienes más opción que exigirte, desarrollarte e involucrarte. Además, para llevar a buen puerto tu pyme tienes que saber rodearte de los mejores, delegar adecuadamente, proporcionarles un plan de carrera, un desarrollo profesional y cómo no, también personal.

Ahora ya estoy deseando leer tus comentarios, porque esto es sólo una apertura de caja. En el futuro, podremos ir desglosando juntos algunos de estos puntos, sobre todo los que generen más interés.

Gracias por aguantar este extenso artículo y no dudes en decirme si en alguno de estos aspectos podemos compartir experiencias y mejorar.

2 respuestas a «Qué tiene que saber un director de PYME. Directivo a dirigir (4)»

  1. Buenos días, amigo Ángel y a todos los lectores de tu muy interesante blog.

    Fantástico informe. En unas 150 líneas condensas todos los objetivos que un empresario tiene que atender sobre los distintos departamentos de su empresa, así como nos das indicaciones acerca de otros conocimientos necesarios para desarrollar con máxima eficacia el proyecto de su vida y la de su familia, teniendo en cuenta que, en una PYME, sus empleados tienen esa misma consideración.

    Amigo Ángel, te animo a que todos los artículos que tienes en tu blog los traduzcas al inglés y los des a conocer en el mundo empresarial anglosajón. Considero que tu información -y tu ACTITUD- es muy valiosa.

    Muchas gracias por hacernos partícipes de tu conocimiento.

    Un abrazo.

    1. Muchas gracias y siempre encantado de recibir tus valiosos comentarios, Álvaro.

      La intención era precisamente esa.

      Lo de la tarea de los idiomas podría ser otro futuro bonito proyecto, considerando la necesidad en muchos casos de las direcciones de las empresas de manejarse adecuadamente en otros idiomas.

      Seguiremos con la #ACTitud que nos caracteriza buscando aportar más contenido.

      Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *